21 sept. 2011

Mas de lo mismo

Pasan los partidos y el equipo no encuentra el juego que supo desplegar en las primeras jornadas. En tanto, los hinchas, comienzan a pedir una reacción a tiempo.

Promediaba el segundo tiempo del partido frente a Deportivo Merlo cuando desde la popular local, en la cual se ubicó el grueso de nuestra parcialidad, comenzó a escucharse el grito que marcaba lo que sucedía dentro del campo de juego: "Movete River, movete..." Esos breves segundos marcaron la impaciencia de todos ante el peor rendimiento en lo que va del Torneo Nacional "B".

Este River de Almeyda que había comenzado su andar por este largo periplo de buena manera, con juego agresivo por las bandas apoyadas por lo que entregaban Lucas Ocampos y Carlos Sánchez más las buenas actuaciones de Martín Aguirre, Alejandro Domínguez y Fernando Cavenaghi, quienes marcaban las diferencias de categoria entre el plantel millonario y el resto de los participantes del campeonato.

Sin embargo, ya durante el duelo frente a Desamparados se observaron las dificultades por las que pasaba sobretodo cuando se neutraliza a los receptores del balón y el mismo queda en poder de Nico Domingo quien, a la hora de hacerse eje del juego y dar el primer pase de manera clara, se complica horrores; esto sumado al mal desempeño de Agustín Alayes y el sitemático pase hacía atras para jugar con el arquero Chichizola, volvieron al millo un equipo previsible en los últimos tres partidos.

Por eso es escencial un golpe de timón que dado a tiempo sirve para corregir el rumbo que se está torciendo pero que por ahora, sólo es eso.
Es cuestion que Almeyda desde su gran autocrítica, encuentre las herramientas para que este River siga pasito a pasito construyendo el camino al lugar que nunca debió dejar.

por Marcelo Lavalle (@chelolavalle)

No hay comentarios: