6 oct. 2011

Ganar, Gustar, Golear. Como la historia, lo demanda

Cuando asumió, Matías Almeyda, habló de recuperar el estilo de River. Nueve jornadas después, con trabajo, humildad y con respeto por el fútbol bien jugado, de a poco el tiempo le está dando la razón.

Dirán que se jugó contra un equipo recien ascendido de la tercera categoria, que no le ganamos a nadie, que Atlanta no tiene nivel para enrentar al millonario pero la verdad poco importa, es momento de disfrutar ya que lo que se vivió ayer por la tarde en el Bajo Flores, fue un verdadero mimo a ese corazon que tanto nos han roto tantos malos momentos en los últimos tiempo.

Desde el comienzo del encuentro River, fue un tromba, se lo llevo por delante al Bohemio con actitud, buen juego y una voracidad ofensiva imparable para cualquier equipo del "Nacional" y, si nos apuran para mas de un equipo de la "A".

Ya a los 13 minutos la escalda por el costado derecho de Sánchez y Vella, dejaron a Cavenaghi de cara al gol y tras el rebote en Llinás, apareció el "Pac- Man", Martín Aguirre para convertir un gol bien de "9" rebotero. Eso fue el aviso de lo que se venía, ya que sólo 7 minutos después nuevamente Cavenaghi quedó pie a mano con el arquero rival y ante el achique lo gambeteó para luego de ello convertir desde un angulo cerradísimo el 2-0.

A partir de allí fue solamente pensar después de mucho, cuantos goles iba a convertir el millonario que de la mano de un "caradura" como Lucas Ocampos y el resucitado e irreconocible Andrés Ríos demolieron lo poco que quedaba de Atlanta. Ni el achique desesperado de la defensa bohemia como las malas definiciones de Ríos pudieron parar lo inevitable. Tal es así, que en el minuto 42 del primer tiempo, un pase bárbaro del "Torito"( apenas adelantado) lo dejo de cara al gol a Ocampos que con la categoria que cada día muestra más, la puso contra un palo para el 3 a 0 para el final de los primeros cuarenta y cinco minutos.

El segundo tiempo en lugar de ver a un River regulando, lo encontró al equipo de Almeyda llendo a buscar más goles y dos definiciones consecutivas de Cavenaghi, lo enmarcaron como la figura de la cancha, aunque si el "Carasucia" Ocampos hacía el gol tras dejar a varios rivales desairados tras varios enganches, hubiese sido discutible saber quien era el mejor de la cancha.

Sin embargo, el mejor premio para el pibe nacido en Quilmes fue la ovación que se llevo al ser reemplazado por Bordagaray unos minutos después. En tanto Ríos ya merecía su gol solamente por haber jugado quizás su mejor encuentro con esta camiseta.
Pero esos goles no tardaron en llegar tras una jugada llena de toques en el area, en el que una vez más Cavenaghi, no fue egosita lo dejo solito a Bordagaray para convertir el sexto y luego el propio hombre ex San Lorenzo, desbordó para que Ríos se sacase las ganas de gritar su gol.
El final, más alla del descuento de Abel Soriano, fue a puro grito de ole, de canto y de alegría para una hinchada que necesitaba de una jornada asi, en la que por primera vez en mucho tiempo la bandera de ese "selecto" grupo de las tres G se enarbolo como en las tardes más gloriosas. River, Ganó y sigue invicto, Gusto, como hace mucho no lo hacia un equipo de la institucion y no tuvo piedad para Golear al equipo de Villa Crespo.

por Marcelo Lavalle (@chelolavalle)

No hay comentarios: