14 ago. 2011

Comienza la reconstrucción



Por Marcelo Lavalle (@chelolavalle)









La pesadilla que comenzó aquel nefasto 26 de junio de 2011 y que quedara registrado en las retinas de los 60 mil que asistieron al partido y los 17 millones de hinchas que vivieron en todos los rincones del mundo el duelo ante Belgrano estan esperando que sean las 19 hs del martes para empezar a resurgir de las cenizas como el Ave Fenix.






Estos casi dos meses que transcurrieron para la formación de este nuevo plantel habían comenzado turbulentas, si nos ponemos a recordar aquel entredicho entre el (nuevo) Capitán, Fernando Cavenaghi y Daniel Passarella. Sin embargo y por el bien de River tanto el Torito como el Kaiser dejaron de lado sus diferencias, se juntaron como dos hombres y limaron las asperezas en pos de comenzar a cavar los cimientos para lo que se vendrá.






Pasaron los dias y, desde Matías Almeyda (alma de la anterior etapa y nuevo entrenador) se encontró la tranquilidad y la calma que se necesita para afrontar un momento único en nuestra rica historia como serán los 38 partidos en la B Nacional.



Por otra parte, gracias a la venta de la Erik Lamela, el aire otorgado por los casi 20 millones de euros obtenidos por su pase a la Roma, la dirigencia trajo refuerzos que prometen que el millo tendrá desde el campo de juego, jugadores aptos al menos desde sus nombres para colocarse el manto sagrado sin temor a que la camiseta les pese.






Hace una semana muchos terminaron de caer en donde estábamos, al ver en ese domingo en el que comenzó la "A" nuestra ausencia. Pero tranquilos que no fuimos los únicos, a más de uno de esos equipos que padecieron la sombra riverplatense durante años tambien cayeron y ¿por qué? Porque ya no es lo mismo un finde en el que toda la atencion era puesta en el club mas grande de la argentina, porque hasta se dan cuenta que todos en el país empiezan a saber donde queda la cancha de Deportivo Merlo o que Alte. Brown es mas que un equipo con un grupo de porristas, etc...






No vasto con intentar marcarnos con la invension de un torneo impresentable. River solito se la banco y salio a negar los vinculos con un torneo armado para que los restantes equipos que se dicen grandes se salven de un hipotetico descenso porque seamos claros si el Mas Grande descendió, como no van a descender los otros. Pero por suerte el repudio generalizado paro ese mamarracho.






Y asi fueron pasando los días para de a poco comenzar a planchar la pilcha, colgar la bandera como lo pide la convocatoria del martes para que ustedes y que todos se den cuenta que debuta el millo en un torneo que esperemos sea de transición para volver a lugar que nos merecemos.






Tranquilos muchachos, la banda roja que nos cruza el alma vuelve dentro de poco... Empezamos a reconstruir la historia, estamos trabajando para ser lo que siempre fuimos. RIVER.

No hay comentarios: