14 dic. 2011

A 25 años de un grito inolvidable: ¡River Campeón del Mundo!










Pasó un cuarto de siglo ya. A muchos de los hinchas nos lo contaron nuestros viejos y nuestros abuelos, fue una madrugada única de la que nadie se podrá olvidar. Fue la mañana de Tokio, fue el día de la avivada del "Beto" para que Alzamendi madrugase a todos los rumanos para darnos el título más importante de nuestra historia. La Copa Intercontinental era al fin del Millonario.

Por este motivo, varias agrupaciones, encabezadas por el "Frente Ángel Labruna" decidió homenajear a los gestores de ese hito en la historia Riverplatense con una cena en el "Cafe de los Ángelitos" del barrio de Congreso.

Fabio Tucznio, uno de los organizadores que pertenece a la federación riverplatense comentaba:

"Todo surge porque nunca el club los reconoció con un homenaje. Hace 25 años que son los máximos ídolos que tiene el club y por eso decidimos rendirle el homenaje tan esperado a todos estos jugadores que son glorias. Creo que ya era tiempo que se le realice un homenaje asi a estas figuras"

Poco a poco, comenzaron a llegar aquellos héroes, el primero fue el recordado Jorge "Tapón" Gordillo junto a su inseparable amigo Alejandro Montenegro. De traje ambos, dándole la importancia que se merecía tamaño reconocimiento. Luego fue el turno del inefable "Galindez", el utilero de aquel plantel que ha quedado en la historia del fútbol argentino por sus recordadas ocurrencias desde fuera del campo.

Sin embargo una de las personas más esperadas de toda la noche era Antonio Alzamendi, otro de los tantos uruguayos que dejaron una huella en el club y que, además tiene el honor de haber hecho el gol en la fría mañana de Japón.

"Nos preguntábamos con los muchachos porque nadie nos había homenajeado después de lo que hicimos pero por suerte hay muchachos que se acuerdan de lo que nosotros hicimos y que quieren volver a la historia del equipo, que lo dice todo. Campeones del Mundo, no es para cualquiera, además por primera vez Campeón de América", comentaba el goleador que además aprovechaba para contar sobre su gol: "Este gol me ha dado vida a cada rato. Cuando se cumple el día del gol, me llaman a cada rato. En Argentina quedé muy marcado, la gente me reconoce mucho. Es un privilegio para muy pocos y, bueno tuve la fortuna, gracias a mis compñaeros porque yo solo no lo hice al gol, lo hizo un grupo que corrió, metió todo el partido y que logramos un gran campeonato"

Pero, además en medio de la alegría de la fiesta tuvo un instante para hablar del presente de River, este presente que tanto nos cuesta y del que Alzamendi opinó: "Lo vivo con mucho dolor y tristeza. La herida es muy grande, yo he visto gente hasta ahora llorar. Se pegó un gran cachetazo muy importante a la institución que la dejaron ir de pique (sic). Yo creo que se pudo haber parado pero lamentablemente por razones muy conocidas, se dejó ir una historia muy grande a una segunda división en la que nunca puede estar pero vamos a volver. River va a volver porque tiene capacidad, jugadores y creo que es obligación de aquellos que lamentablemente llevaron a River a la B devolverlo a primera división".

Pasaban los minutos y los abrazos se multipilicaban, se respiraban los aires de grandeza que el club siempre tuvo. Grandeza que se múltiplico al ver como llegaban los grandes referentes de aquel equipo como lo eran Oscar Ruggeri, Norberto Alonso o el hacedor de aquel equipo: Héctor Veira y, mientras, el resto de la prensa seguía con las palabras de Alzamendi, el Cabezón tuvo tiempo de hacer una "diablura" y meterse sin aviso en la nota que le realizaban al goleador de aquel 14 de diciembre del 86.

"Este con Gutierrez, asesinaban a todo el mundo. Pegaban, eh!!" dijo al verlo, Alzamendi.
En tanto que Ruggeri contaba sobre su viaje juntos para jugar en el Logroñes de España "Yo le dije al presidente, no se sabe sabe la edad pero firmamos los dos o nos volvemos".

Luego tomó la posta en la nota el "6" de aquel equipo: "Pasaron tantos años que uno ya hizo otra vida pero mientras que no se gana, no se repite, esto queda en la historia".

Pero por otra parte se tomó un instante para recordar a aquellos que no se acordaron de homenajear a este equipo: "Me molestó que no nos invitaran a la inauguración del museo. Uno de los que estaba en ese momento era Mario Israel, con el que teníamos una relación increíble en el 86. Me pareció raro que se olvidase cuando en Cali lo tiramos a la pileta después del partido, esas cosas me parece increíble de esta gente"."Ganábamos todo lo que se nos cruzaba" destacó, también

Sin embargo confesó lo difícil que fue el encuentro ante el Steaua de Bucarest: "Fue muy complicado, eran todos jugadores de selección y nos estaban pegando un baile bárbaro hasta que del medio para atrás dijimos que si no metíamos, nos podía ir mal. Empezamos a meter y en una avivada del Beto (Alonso) y de este mounstro que tendo aca, nos hicieron ganar el partido. Nosotros sabíamos que si hacíamos el primer gol, olvidate. Era muy dificil que nos empaten o que nos ganen".

Luego de esto, Ruggeri se tomó un instante para contar una anécdota del festejo post partido: "Llegamos al hotel, se junto todo el grupo en el hall y empezamos a gritar. Entonces vino un japonecito que el "Tapón" Gordillo era Ginóbili (sic) Era el gerente que nos decía que no podíamos festejar pero lo agarramos, lo levantamos y lo empezamos a tirar para arriba. Yo no se que toco que de pronto había mil japoneses que nos rodearon y se nos terminó la joda"

Al finalizar de charlar con la mayoría de los medios, "El lugar de River" y "La Banda Monumental", se dio el lujo de poder dialogar cara a cara con Ruggeri:

¿Que debería copiar el River actual de aquel del 86 para volver a ser?

-Este, lo primero que tiene que hacer ahora en junio es ascender y después armar un equipo para que represente a River de verdad. A mi me gusta este equipo. Yo creo que si hubiece estado este equipo en el torneo pasado, yo no se si desciende.

¿Te sumas a lo que dijo Gatti que este River en la B es mejor que el campeón de la A?

- No se, ellos sacaron 12 puntos. Tampoco que se injusto. Pero a mi me gusta River, me gustan los jugadores que vinieron. Este River está jugando un torneo complicado. Si estaría en la A, sería otro River porque los de la B se prepara y juegan la vida contra River. Fijate Boca Unidos. Osea que se caen del todo. Lo que si tiene que saber River es que juega finales, no juega partidos de fútbol.

Hablaste de finales, se rumerea que Ferrero y Maidana se pueden ir por lo que quedarían solo los chicos, ¿que debería hacer River?

-A mi me parece que están hablando de jugadores importantes que se tendrían que quedar. Yo no se que pienso Almeyda. Yo lo veo bien, veo un un cuerpo técnico que el otro día los vi y un cuerpo tecnico interesante porque tiene a un miembro por línea pero si me decís que opino, opino que se deben quedar todos hasta que termine el torneo hasta junio.

Luego esto llegaó la sorpresa de la noche, al aparece Enzo Francescoli, quíen aunque no formó parte ni de la Copa Libertadores ni de la Intercontinental fue vital para el origen de este equipo tan ganador.

Para lo último quedó la foto final, con todos los héroes, demostrando que pasaron 25 años pero que River sique siendo lo que fue, solo habrá que recuperar la grandeza de aquellos años.


Por Marcelo Lavalle

No hay comentarios: