11 sept. 2011

La culpa del mal juego no la tiene la categoría

El juego en la B Nacional es distinto, todos los clubes ven a River y salen a jugar como en una final del mundo pero lamentablemente el equipo de Almeyda no tiene ese pensamiento y sigue cometiendo errores. Errores que ya vimos la pasada temporada, y si River juega mal, es por algo del plantel, la categoría es diferente pero los fallos siguen siendo los mismos.

A un día del empate agónico frente a Defensa y Justicia, hay hinchas que piden la renuncia inmediata de Almeyda, de Passarella y el retiro de varios jugadores, ¿para qué?. Un cambio en el sistema de juego o una variante de jugadores se puede realizar sin que renuncie nadie y estemos enfrentados entre nosotros. River perdió el fútbol que lo caracterizó durante los años gloriosos y aunque esté en la B Nacional no quiere decir que se permita jugar mal frente a rivales que no deberían ni acercarse al área de Chichizola.

Es la quinta fecha, falta mucho, ¿pero a qué esperamos?. Defensa y Justicia no perdió nunca la concentración y dominó a River en todos los minutos. Funes Mori marcó el gol del empate y a algunos hinchas lo unico que se les ocurrió decir fue: "¿Ahora no hablan más los que lo criticaban?". El enfrentamiento entre los hinchas por bancar a un jugador diferente, se nota en los jugadores, el mal juego no solo se ve en la cancha, sinó también en los hinchas.

River se reforzó y hay que esperar un mejor nivel, la categoría solo se diferencia por que hay rivales desconocidos y que nos exigirán jugar como el verdadero River Plate y no como el que fuimos en los últimos años.

Sin posición de pelota, no hubo profundidad en el ataque, hubo muchas impresiciones al mover el balón en ataque. Son los mismos errores de la pasada campaña del Millonario. La categoría es diferente, pero los rivales nos exigen que demostremos la grandeza de River dentro del campo de juego. El camino es largo, pero es mejor estar tranquilos y no sufrir en las fechas finales. El ascenso nos espera. ¿Llegaremos?.

 Facundo Franco.

No hay comentarios: