26 ago. 2011

River, un grande que ni los propios jefes respetan

El incidente de anoche no es un acto más, otra vez pasó en los quinchos, otra vez hubo alguien que acabó en el hospital. River es conocido por el más grande, pero el presidente, el vicepresidente, y todos los dirigentes son culpables de cada acto de violencia que se genera dentro del club.


Afortunadamente José Serio está fuera de peligro y confesó que Marcelo Fottari representante de los socios fue quién lo apuñalo tras una discusión mientras comía un asado. ¿Dónde está la seguridad?, ¿Porqué un dirigente de la institución atacó así a un socio?, ¿por qué se pone la opinión de uno por delante del bien de River?.


Daniel Passarella, en su campaña, declaró que quería que "vuelva la familia al club", ¿cómo voy a llevar a mi mujer, a mis hijos, a mi hermanita a los quinchos del club si nadie me protege de estos delincuentes?.


Diego Turnes, aseguró que si Fattori y sus colaboradores del hecho son declarados culpables se los expulsaría inmediatamente del club, pero..¿por qué solo expulsan a estos?, ¿no hubo más actos parecidos dónde las personas implicadas continúan dentro de River?. ¿Por qué los Barras que apretaron a Pezzota siguen dentro del club y manejando sus negocios?.


Hace unos meses en la puerta del estadio las dos fracciones de la barra brava tuvieron un tiroteo y las grabaciones del estadio desaparecieron misteriosamente. En el choque frente a Belgrano "apretaron" al arbitro Pezzota y las acusaciones quedaron olvidadas.


Si el que apuñaló a José Serio es declarado culpable y expulsado del club me alegraré por que es un delincuente menos que estará dentro de River, pero hay que abrir los ojos y darse cuenta que en River tenemos dirigentes que no cumplen sus promesas y otros se llevaron el dinero, tenemos seguridad que no nos protege, tenemos el club más hermoso del país pero con más actos de violencia.


Lo que sucede en River esta cada vez más cerca de ser una vergüenza para el hincha, de ser una vergüenza para un club tan grande. ¿Hasta cuando?, por favor, BASTA de estas lacras que negocian con el amor por la camiseta del hincha. 


Cuentan que esto no tiene nada que ver con la barra brava, pero si fue un acto de rivalidad política, ¿Y quién le hace bien a River?. En mi mente aún circula la frase de Passarella diciendo que quiere que vuelva la familia al Monumental, se que no es un trabajo fácil, pero hay demasiadas cosas que hay que arreglar y nadie hace nada, ¿o se piensan que por ganar dos partidos seguidos nos vamos a olvidar de la horrible gestión?.


River descendió y perdió el respeto, perdió el respeto hasta de sus dirigentes. El Club Atlético River Plate no solo deberá regresar  a primera división, sino que también deberá cambiar la forma de manejar el club por que ya no pasa por tener miedo de ir a la cancha por la interna de la barra, ahora hay miedo de ir a pasar la tarde en familia al club, ¿lo pueden creer?, a nadie le importa, ganamos dos partidos seguidos y la euforia hizo que dejemos de lado a los dirigentes ¿y ahora?. ¿Qué vuelva la familia al club?, primero que vuelva el respeto, el amor por los colores, y la SEGURIDAD!. Por el bien del hincha, por el bien de todos, POR EL BIEN DE RIVER!.

No hay comentarios: